22 de junio de 2010


Llevo mucho tiempo soñando con él. Quizá no sea casualidad el haberle encontrado o quizá estábamos predestinados a estar juntos.

Pero...sabes que es lo que mas me gusta de conocerle? Que cuando estamos juntos, el tiempo pasa muy deprisa, pero lo

suficientemente despacio para poder compartir mi vida con él. Me gusta cuando me mira, con esa cara de idiota y no puedo evitar

echarme a reír.

Me gusta cuando me dice que pase lo que pase no va a soltarme jamás. Que yo soy su pequeña... y que estará a mi lado siempre.

Supongo que me siento segura entre sus brazos. Aunque no sé si existen los príncipes azules,

a decir verdad jamás creí en ellos... pero él es lo mas parecido que conozco. Cada segundo a su lado es... es increíble... y cuando

estoy cerca, a milímetros d sus labios, todo mi cuerpo empieza a temblar... porque le deseo.

Le deseo como nunca había deseado a nadie. Es como si algo dentro de mi naciera y se volviera cada vez más y más fuerte.

Dicen las malas lenguas que estoy enamorada, que he caído en sus redes...

No hay comentarios:

Publicar un comentario